CONSEJO TÉCNICO ESCOLAR - GUÍA DE LA OCTAVA SESIÓN 2017 - 2018

La octava sesión ordinaria de Consejo Técnico Escolar (CTE) representa una oportunidad para que el colectivo docente valore los resultados obtenidos en el aprendizaje de sus alumnos, después de todo un año de trabajo colegiado y esfuerzo cotidiano en las aulas, teniendo como referente los objetivos y metas planteados en su Ruta de Mejora Escolar, desde el inicio del ciclo que ahora concluye. Es el momento de reconocer los logros y también, con una mirada autocrítica, los desafíos que aún persisten para garantizar que todos y cada uno de los estudiantes alcancen su máximo logro de aprendizaje.

Esta valoración de resultados al cierre del ciclo escolar, permitirá al colectivo identificar las prácticas educativas, en el aula y la escuela, que deben sostenerse en el tiempo, aquellas que pueden mejorarse y las que necesitan modificarse. También, de manera relevante, que el docente que se hará cargo de un grupo de alumnos el siguiente ciclo escolar, se nutra con el conocimiento sobre las fortalezas y dificultades ya identificadas por el docente o los docentes que tuvieron a su cargo dicho grupo, destacando la atención que se le deberá brindar a los alumnos que continúan con dificultades para alcanzar los aprendizajes clave.

Con el resultado de esta valoración, el grupo de maestros podrá llevar a cabo el último proceso de la Ruta de Mejora Escolar: la rendición de cuentas al elaborar el informe a través del que se transmiten a la comunidad escolar los logros alcanzados en el aprendizaje de los alumnos, establecer los retos que tienen como escuela, y convocar a todos a sumar esfuerzos y comprometerse a superarlos en un ejercicio de transparencia del trabajo realizado por el colectivo docente en CTE. Es por ello que la presente Guía de trabajo propone cinco apartados.

El primero de ellos Organicemos nuestro CTE, permanente durante cada sesión por la importancia de reafirmar el compromiso de todo el colectivo a participar de manera colegiada, reflexiva, con disposición y apertura, con el fin de lograr un buen desarrollo de los trabajos.

En el segundo, ¿Qué logramos en este ciclo escolar?, en dos momentos (“En el aula” y “En la escuela”), los docentes podrán identificar lo alcanzado por sus alumnos, a partir del análisis de los resultados a los que han dado seguimiento durante todo el ciclo escolar (entre ellos, los indicadores de alerta temprana), y elaborar las fichas descriptivas de cada grupo, así como de aquellos niños a los que se les deberá tener mayor atención, porque su promoción requiere generar mejores condiciones de aprendizaje o porque no serán promovidos.

En el tercer apartado, Una mirada crítica a nuestra Ruta de Mejora Escolar: ¿cuánto logramos como CTE?, los maestros, en función de los resultados analizados en los dos momentos previos, podrán determinar el nivel alcanzado en cada uno de los objetivos y metas de su Ruta de Mejora Escolar, y, con base en ello, reflexionar en torno a lo que habrán de modificar en el siguiente ciclo para mejorar sus resultados y lo que deben mantener como prácticas escolares exitosas sostenibles en el tiempo.

En el apartado Hacia la implementación de la autonomía curricular, el colectivo docente tendrá la oportunidad de tomar decisiones en torno a los clubes que se ofertarán en su escuela, a partir de la información obtenida como resultado de los diagnósticos –matriz de FODA y Cédula de madurez–, de las condiciones en las que opera y de la identificación de los intereses y las necesidades de los alumnos. Asimismo, se revisarán los Lineamientos para el desarrollo y el ejercicio de la Autonomía curricular en las escuelas de Educación Básica del Sistema Educativo Nacional, que normarán y regularán este componente curricular.

Este documento normativo sentará las bases para el trabajo posterior, con los horarios en que se desarrollarán los clubes y la forma de comunicar esta información a los alumnos y padres de familia. Finalmente, en Una escuela que informa sus resultados se organiza la elaboración del informe de rendición de cuentas para su comunicación a toda la comunidad escolar, así como las actividades del cierre de ciclo que deben concretarse.

La Subsecretaría de Educación Básica agradece a las Autoridades Educativas Locales, supervisores, directores, docentes, alumnos y padres de familia, su apoyo, disposición y trabajo para fortalecer, consolidar y sostener a los Consejos Técnicos Escolares y de Zona, en beneficio de los niños y adolescentes que cursan la educación básica.

------------------------------------------------------------------------------------------------
________________________________________________________________
1. Carta descriptiva Octava Sesión de CTE - Zona 61 - Próximamente